Acuerdo de creación y mejora del empleo en la concertada: USO consulta urgentemente a los trabajadores. Los demás, firman ya.

Tras más de 8 horas de reunión, en la tarde del 15 de octubre, se ha alcanzado un preacuerdo sobre el texto del ACUERDO PARA LA CREACIÓN Y MEJORA DEL EMPLEO Y DEL FUNCIONAMIENTO DE LOS CENTROS DOCENTES, entre la Consejería de Educación y las organizaciones patronales y sindicales; a excepción de la USO, que fijaremos nuestra posición tras consultar urgentemente con los trabajadores del sector a los que representamos.

El texto final, muy parecido al borrador inicial, es en sí una declaración inconcreta de buenas intenciones. Recoge que se negociarán próximamente acuerdos concretos sobre Creación y Mantenimiento del Empleo, Paga Extra de Antigüedad del V Convenio y Creación de la Mesa de Concertada. Es más de lo que tenemos, pero recoge solamente una parte de lo que USO reivindica.

De la prolongada y poco fructífera reunión, destacamos lo siguiente:

  • La Consejería solo ha admitido retocar ligeramente el texto inicial, matizar algunas expresiones y concretar algunos plazos, pero no han admitido ninguna cuestión de fondo. Respecto a la Analogía Retributiva –en la que USO ha insistido tenazmente- han respondido una y otra vez “que ahora no toca, que se abordará después de fijar las retribuciones de la Enseñanza Pública”.
  • USO presentó 23 enmiendas, de las que se han estimado varias; las de menor calado. A pesar de que las argumentamos y razonamos una y otra vez, la Consejería respondía machaconamente que “ahora no tocaban”. Criticamos que el Acuerdo para la concertada fuera el último que se negociara (tras el de Pública, Patronales y Asociaciones de padres y madres) y que este acuerdo estuviera confeccionado con la técnica de bricolaje (con una parte del de la patronales y otra parte del de pública, una vez pasado por la lijadora). Denunciamos que el texto actual, sin más, ahonda la brecha entre los trabajadores de la enseñanza pública y la concertada, porque se conceden incentivos a unos, que se niegan a los otros. Pero por más que insistimos en defender que este acuerdo recogiera nuestras reivindicaciones (Pago delegado y Complemento Retributivo para el PAS, Reducción de la jornada para el profesorado mayor de 55 años sin reducción de salario, incentivos económicos para el profesorado por alcanzar objetivos educativos, etc.), solamente obtuvimos la respuesta de que “ahora no tocaba”. Y, otra vez, nos volvimos a quedar solos, defendiendo activamente las reivindicaciones de los trabajadores del sector.
  • FSIE también presentó bastantes enmiendas y las defendió y argumentó. Pero, rápidamente, cedieron y, una vez más, contemporizaron y concedieron su voto de confianza a la Consejería, en vez de seguir defendiendo de manera activa y beligerante sus posiciones. Por la mañana cuestionaban su firma, si el texto no cambiaba radicalmente. Por la tarde, con un texto similar, firmaron. Sindicato mayoritario…¡para esto!
  • UGT y CC.OO. cuestionaron muy poco el texto del acuerdo. Todo lo contrario, les parecía bien, suficiente. Escenificaron alguna discrepancia, por cuestiones estéticas, pero fueron los primeros en manifestar su disposición a la firma y su confianza ciega en las promesas de la Consejería. Todo atado y bien atado. ¿Qué puede esperarse de los sindicatos amigos? Alguno, llegó incluso a criticar implícitamente a la USO, ¡por reivindicar cuestiones que la Consejería había dicho que ahora no tocaban! Sindicalismo institucional, inservible para los trabajadores.
  • Las patronales y las organizaciones de titulares simplemente aceptaron un texto que, en más de un 60% es similar al que ya habían firmado anteriormente con la Consejería.

Para bien, o para mal, los trabajadores tienen lo que merecen y lo que han querido, tras las pasadas elecciones sindicales. La USO –tercera fuerza sindical- compromete seguir luchando únicamente por los trabajadores, pero somos conscientes de la fuerza que tenemos. Ahora, vamos a realizar urgentemente consultas a los trabajadores para firmar o no el mencionado acuerdo. Sencillamente porque somos una organización democrática y responsable.