USO vota en contra del Informe Educativo 2002-2007 porque discrimina a los trabajadores de la Concertada

logo-cea.jpgEn el Pleno del Consejo Escolar de Andalucía que se ha celebrado el día 30 de noviembre, USO ha votado en contra del Informe del Sistema Educativo 2002-2007 porque no ha sido admitida una enmienda nuestra –clave para la USO- que pretendía incorporar, como una prioridad, la creación de la Mesa de Concertada que permita implantar para los trabajadores de la enseñanza concertada andaluza una serie de mejoras similares a las que se recogen para el profesorado de los centros públicos.

En el Informe, se recoge como segunda sugerencia a la Consejería de Educación, que se regulen en el presente curso académico los incentivos económicos para el profesorado de los centros públicos. La enmienda que USO ha presentado en este capítulo pretendía, sencillamente, que el profesorado de los centros concertados tuviera un trato similar y que sus condiciones sean revisadas con la misma urgencia. Consideramos que un trato diferente supone otra discriminación más con el profesorado y con el alumnado de la enseñanza concertada.

Sometida esta enmienda de USO a votación, no prosperó. A nadie se le escapa que la composición del Consejo Escolar responde fielmente a las mayorías políticas y sociales de Andalucía, que son las que son. Pero creemos que a los trabajadores de los centros concertados les interesará conocer cómo votaron algunas organizaciones sindicales, que les representan en el Consejo Escolar de Andalucía.

El representante del sector de enseñanza concertada de CC.OO. apoyó la enmienda de USO; pero los demás miembros de CC.OO. votaron en contra. La representante del sector de concertada de UGT, como todos los demás miembros de la UGT, votaron en contra. ¡Después se quejarán algunos cuando decimos que estos dos sindicatos defienden de manera prioritaria o casi exclusiva a la enseñanza pública y comparten las posiciones políticas e ideológicas de la Administración Educativa andaluza! Este comportamiento es habitual en numerosos foros y escenarios. Lo que no se comprende es cómo todavía hay trabajadores de la concertada que les dan su apoyo.

La intervención íntegra de USO, justificando el voto contrario al Informe, puede conocerse aquí. La USO da siempre la cara por los trabajadores; en este caso por los de la enseñanza concertada. Otros, simplemente, o “no se mojan”, o directamente “pasan” de estos trabajadores. USO perdió esta votación (es algo a lo que estamos habituados), pero USO no pierde el compromiso de seguir defendiendo los derechos y los intereses de los trabajadores de la enseñanza concertada en todos los espacios en los que participamos. Por pura coherencia y para no defraudar la confianza depositada en la USO.