La Nueva Jubilación Parcial, pactada por el Gobierno, la Patronal, UGT y CC.OO. entró en vigor el 1 de enero de 2008

cartel-nueva-jubilacion-parcialEn el B.O.E. del 5 de diciembre se ha publicado la Ley 40/07, de 4 de diciembre, sobre la Reforma de la Seguridad Social. Las modificaciones que se han introducido fueron pactadas por el Gobierno con la Patronal, UGT y CC.OO. y endurecen las condiciones que han de reunir los trabajadores para acceder a la jubilación.

Con esta reforma regresiva para los trabajadores, se empeora el actual sistema. Así, por ejemplo, el período de cotización para la jubilación ordinaria pasa de los 12,5 años actuales a los 15 años exigidos tras la Reforma.

Respecto a la Jubilación anticipada se pasará, de manera progresiva, (ver cuadro detallado (PDF)):

  • De tener 60 años, se pasará a los 61.
  • De poder reducir hasta el 85% de jornada, se pasará al 75%.
  • De necesitar 15 años de cotización, se necesitarán 30 años.
  • Será preciso estar contratado a tiempo completo.
  • Se deberá estar contratado 6 años completos en la última empresa.

Esta Reforma resulta especialmente negativa para los trabajadores de la enseñanza privada y concertada; sectores donde los sindicatos que la han propiciado mantienen todavía una significativa representatividad sindical. Aunque, cada vez más trabajadores ya se están decidiendo a retirar definitivamente su apoyo a estos sindicatos que les perjudican con actuaciones tan regresivas como estas.

La USO ha presentado diversas enmiendas en el trámite parlamentario, tratando de anular o suavizar los efectos más negativos de esta Reforma; y algo conseguimos. Pero resulta verdaderamente paradójico qu, en algunos de los aspectos más duros de la reforma pactada por UGT, CC.OO., la Patronal y el Gobierno, haya sido el propio Parlamento el que “les enmendara la plana” al eliminar algunos de los aspectos más regresivos.

Además, la USO, en la negociación colectiva, en todos los convenios de la enseñanza privada tomamos la iniciativa y presentamos a las patronales y al resto de los sindicatos una serie de propuestas concretas tratando de paliar las consecuencias negativas de esta Reforma para los trabajadores de la enseñanza privada. Pero, incomprensiblemente, no ha sido posible alcanzar ningún acuerdo, ya que los responsables de la reforma se han negado. Para los sindicatos causantes de esta regresiva Reforma ha prevalecido la fidelidad a sus cúpulas confederales antes de su compromiso con los trabajadores. ¿Cómo van a modificar lo ya pactado “por arriba” con los poderosos?

Desde la USO apelamos, una vez más, a la memoria colectiva. Ojalá que la propaganda de los firmantes no haga olvidar actos, como éste, que perjudican sin paliativos a los trabajadores.