USO firmará un acuerdo de equiparación retibutiva regular, dadas las actuales circustancias

USO firmará… porque así lo han manifestado –aunque por un estrecho margen- los trabajadores que representamos, en la consulta que hemos efectuado. Los representantes de personal y trabajadores consultados, han considerado mayoritariamente que, en la situación actual, resulta más práctico que la USO firme el acuerdo para estar en la Comisión de Seguimiento, y poder controlar “desde dentro” y sacar el máximo partido posible a la aplicación del acuerdo en estos años; como ya pasó con el anterior de la media ponderada, donde la presencia y participación de la USO fue una garantía de exigencia para lograr mayores frutos.

… un Acuerdo de Equiparación Retributiva regular… Sí, sin ambigüedad, hipocresía, ni eufemismos, calificamos el acuerdo como regular, mediocre, mediano. Es cierto, que desde un punto de vista cualitativo y conceptual, el acuerdo es bastante positivo, porque establece en Andalucía la Equiparación Retributiva del artículo 117.4 de la LOE, que es una reivindicación por la que la USO ha venido luchando desde hace casi 40 años (con otras leyes educativas vigentes). Pero desde un punto de vista cuantitativo (igualmente importante, porque se trata de equiparar cantidades), el acuerdo resulta bastante frustrante, ya que la equiparación del salario del profesorado de los centros concertados se va a referenciar solamente en las llamadas retribuciones básicas del profesorado de los centros públicos dependientes de la Junta de Andalucía; esto es, solamente se van a contemplar el salario base, el complemento de destino y el componente básico del complemento específico y quedarán fuera, por tanto, los sexenios, los complementos de cargos y los complementos asociados al desempeño del puesto de trabajo. Es cierto que la ley no recoge taxativamente sobre qué conceptos se debe hacer la equiparación. ¡Pero para eso está la negociación! Para defender (sin prisas, con inteligencia, con medidas de presión…) lo que se declara repetidamente por escrito. Por eso, honestamente creemos que el acuerdo ha sido precipitado y mediocre. Y sentimos vergüenza ajena ante las declaraciones grandilocuentes de otras organizaciones firmantes. En resumen, consideramos positivo un acuerdo referenciado en la LOE, pero es decepcionante el grado de equiparación real que lograremos hasta el año 2011. A partir de ahí, tendremos otra oportunidad.

… dadas las actuales circunstancias. Efectivamente, porque en otras circunstancias, con absoluta seguridad, la posición de la USO sería otra bien distinta. Pero resulta que en la misma noche del primer y único día de negociación de un acuerdo tan importante como éste, las demás organizaciones sindicales firmaron un preacuerdo, sin fajarse y sin luchar; un documento a la baja, que tendría su lógica si, después de una larga lucha, no hubiéramos obtenido mejoras ni resultados, pero firmar ese acuerdo…¿sin presionar a la Administración? Es bien triste, pero así fueron las cosas. Tras esa apresurada firma de tres organizaciones sindicales que, juntas tienen la mayoría, el acuerdo inexorablemente será efectivo, independientemente de que la USO lo firmara o no. Firmaremos porque la mayoría de los trabajadores consultados estiman más pragmático para sus intereses que la USO esté en la Comisión de Seguimiento del Acuerdo, en la que solamente pueden estar las organizaciones firmantes.

Es el momento de manifestar públicamente nuestro más radical rechazo al sindicalismo de salón -muchas veces servil y acomodaticio- que, con frecuencia, practican algunos, más pendientes de agradar al que manda (y que da de comer…¡consultar B.O.J.A.!) que fajarse en la lucha por los intereses y los derechos de los trabajadores a los que representan.

Por último, y una vez encarrilada la equiparación retributiva del profesorado de los centros concertados (aunque de esta manera), ahora la USO vuelve a comprometer públicamente que nuestro siguiente objetivo prioritario es seguir luchando por la dignificación salarial y laboral del Personal de Administración y Servicios. Dirigiremos nuevamente nuestros argumentos, reivindicaciones y, si fuera necesario, acciones y movilizaciones a las patronales y a la Consejería de Educación, que es la última responsable de esta situación, porque es la que tiene la llave de los fondos económicos imprescindibles para lograr nuestras metas.