USO da la cara por el profesorado discriminado por la Consejería de Educación en el reparto de ordenadores portátiles

portatiles-feusoa1.JPGLa USO y la PHA (única organización sindical que se ha sumado a la convocatoria) hemos dado la cara por los profesores y profesoras excluidos del reparto de ordenadores portátiles y hemos protagonizado una nutrida concentración frente a la Consejería de Educación, en la que han participado un centenar de personas para protestar por la política excluyente de la Consejera, Mar Moreno, hacia el profesorado de los centros concertados y el profesorado de Religión de los centros públicos de Educación Primaria, a los que discrimina, respecto al resto de profesores de centros públicos de 5º y 6º de Primaria, al negarles ordenadores portátiles que ya ha entregado a éstos y que niega a los primeros.

Para la USO constituye un auténtico disparate que, en estos precisos momentos, con la actual crisis económica y educativa, la Consejería de Educación y el Ministerio hayan tomado la decisión de gastar 43,7 millones de euros en ordenadores portátiles para 5º y 6º de Educación Primaria, cuando la crisis económica golpea a muchísimas familias y cuando los indicadores educativos sitúan a Andalucía en el vagón de cola. Momentos como éste requieren, a juicio de USO, fuertes inversiones en profesorado y otro personal, ya que creemos que aumentando las ratios profesorado/alumnado es factible la educación personalizada que venimos reclamando, como mejor medida para superar nuestros déficits educativos y, además, se aliviarían los insoportables niveles de desempleo. Necesitamos más profesores, antes que ordenadores.

portatiles-feusoa2.JPGPero, una vez que hemos tenido conocimiento de que el profesorado de los centros públicos ya ha recibido este material y está organizando la correspondiente formación, y que el alumnado de todos los centros sostenidos con fondos públicos recibirán dichos portátiles a partir del mes de enero, y hemos constatado con sorpresa que el profesorado de Religión de los centros públicos y todo el profesorado de la concertada va a ser excluido de dicha dotación, no hemos tenido más remedio que movilizarnos contra la discriminación que supone este trato desigual a uno y otro profesorado.

La Federación de Enseñanza de la Unión Sindical Obrera de Andalucía (FE-USO-Andalucía) manifiesta públicamente que luchará en todos los frentes posibles para evitar semejante discriminación a estos profesores.

La propaganda oficial, que pregona constantemente “la equidad en la educación y el respeto a la libertad”, queda literalmente hecha trizas con actuaciones como la que denunciamos, que muestran, sin caretas, la verdadera política sectaria de la Consejería de Educación.