Los drásticos recortes del Gobierno ponen en peligro el futuro de la educación española

La Federación de Enseñanza de USO está totalmente en contra del drástico recorte de los derechos sociales de los trabajadores de la enseñanza que contienen las urgentes medidas anunciadas por el Gobierno. Especialmente, las medidas suponen un ataque directo a los miles de funcionarios docentes, que verán recortados y congelados sus salarios a partir del mes de junio.

Conscientes de la crítica situación de la economía española, provocada por la incapacidad de un Gobierno errático que ha vivido conscientemente fuera de la realidad, desde FE-USO criticamos, no obstante, cómo se va a llevar a cabo este recorte y a quiénes van a afectar directamente. ¿Recortes? Sí. ¿Este recorte? No.

Las medidas tomadas a cabo van a afectar a miles de docentes de todas las etapas. Además, afectan a los docentes de la pública y de la concertada, ya que la supresión de las transitoriedades en el acceso a la Jubilación Parcial Anticipada supone cometer una grave injusticia social con estos trabajadores.

También vemos cómo el anuncio de estas medidas supone cortar de golpe cualquier posibilidad de llegar a Acuerdos en el contexto del ya frustrado Pacto Social y Político por la Educación. Resulta, además, patético que el Ministro, como ha manifestado recientemente, quiera seguir adelante con sus objetivos cuando el propio Gobierno ha quebrado, con un zapatazo, la más mínima posibilidad de alcanzar las principales mejoras para los trabajadores que contenía el Documento final presentado por el Ministerio, como la prórroga de la Jubilación LOGSE y la apertura de las negociaciones para cerrar el Estatuto Docente.