La Consejería de Educación aplica los recortes salariales al profesorado de la enseñanza concertada en la nómina de julio, sin información suficiente y de manera absolutamente opaca

Tras la publicación en el BOJA, el lunes 30 de julio, de la Orden que fijaba los nuevos importes salariales del profesorado de la enseñanza concertada de Andalucía, la Consejería de Educación ha procedido a la aplicación de todos los recortes que implicaba la citada Orden, en la nómina de julio. Tanta lentitud para pagar a los centros la partida de Otros Gastos, de la que cobra el PAS, contrasta con tan inusitada rapidez para aplicar los recortes al profesorado: ¡la Orden se publica el día 30 de julio y los recortes se hacen efectivos dos días más tarde, el 1 de agosto!

La Consejería no ha facilitado a la Mesa de la Enseñanza Concertada, como está reglamentado, ninguna información de estos recortes, ni de las instrucciones precisas para llevarlas a cabo. Se salta a la torera los elementales principios de información y de transparencia. Por ello, desconocemos qué recortes concretos ha aplicado en esta nómina de julio. Conocemos simplemente el contenido de la Orden (publicada en esta misma web) y las cantidades globales que van a recortar en 2012, pero desconocemos el procedimiento concreto; aunque de manera informal hablaron de prorratear los recortes en las 7 pagas que restan en el año (julio a diciembre y extra de Navidad); mientras que a los docentes de la enseñanza pública, les iban a suprimir la paga extra de Navidad íntegramente.

Ya informamos de que el recorte total en las Retribuciones Básicas del profesorado de la enseñanza concertada sería igual que el importe íntegro de la Paga Extra de Navidad de los docentes de la enseñanza pública de los mismos niveles educativos. Además de estos recortes generales, cada docente de la concertada sufrirá también los correspondientes a la reducción en su antigüedad y complementos por cargo directivo (si fuera su caso), ya que la Orden mencionada recoge, asimismo, la reducción del importe de los trienios y de los complementos de cargos directivos.

Bastantes trabajadores han detectado un descuento en su nómina de julio superior al esperado. Para conocer la causa hemos tratado de ponernos inmediatamente en contacto con el Servicio de Retribuciones de la Consejería de Educación durante la misma mañana del día 1 de agosto. En vano, ya que nadie respondía. Para colmo, los centros no han elaborado todavía (ni entregado a los trabajadores) la correspondiente hoja de salarios, en la que poder comprobar cómo y dónde se han aplicado los recortes.
Podemos suponer que tales excesivos descuentos se deben al hecho de que pudieran haber descontado en la nómina de julio, además de la parte prorrateada del importe íntegro de la paga extra de Navidad de la pública (entre 240 y 260 € brutos), la cantidad pagada de más, desde enero, en antigüedad y complementos de cargos directivos, según los nuevos importes publicados en la Orden; conceptos que han disminuido más de un 6% respecto a los que se han cobrado efectivamente desde enero a junio. Pero no lo podemos asegurar.

En cualquier caso, y dentro del lógico rechazo, como ahora mismo no podemos emprender otras medidas efectivas, por falta de información y documentación rigurosa, recomendamos a todos calma. Inmediatamente que iniciemos el curso pediremos explicaciones a la Consejería de Educación y, tened la absoluta seguridad de que si han actuado de manera abusiva, la USO presentará en los Tribunales de Justicia cuantas demandas sean necesarias. Al ser demandas de cantidad, tendríamos por delante un plazo de un año; por tanto, serenidad.

Probablemente la USO actuará judicialmente contra la Orden citada porque, entre otros lindezas retoca a la baja los importes salariales (salario, trienio, etc.) establecidos por convenio colectivo y creemos que invade una competencia que no le corresponde, en su afán recortador.
Por tanto, trasladamos un mensaje de calma a todos los trabajadores ante el comportamiento torticero y opaco de la Consejería de Educación. A la vuelta de las vacaciones, los trabajadores deben pedir al centro la hoja de salarios y consultarnos. La USO exigirá toda la información rigurosa a la Consejería de Educación y actuará en consecuencia ante los Tribunales de Justicia.