USO no participará en la huelga de la enseñanza del 9 de mayo; una huelga que ha sido convocada por la Plataforma por la Escuela Pública, de manera excluyente y extemporánea

La Federación de Enseñanza de USO no participará en la huelga general en la enseñanza que ha convocado, de manera excluyente, la Plataforma Estatal por la Escuela Pública. Los motivos de esta huelga, según las organizaciones convocantes (CC.OO., STES, UGT, CGT, CEAPA, Sindicato de Estudiantes y Movimientos de Renovación Pedagógica), son manifestar la protesta contra los recortes educativos y mostrar su frontal rechazo a las reformas educativas que propone el Gobierno, en concreto, la LOMCE.

Aunque la Federación de Enseñanza de USO respeta esta convocatoria de huelga y comparte algunos de sus motivos, como la extensión de los recortes en todas las Comunidades Autónomas que afectan a los docentes de la enseñanza pública y de la concertada, no convocará la huelga por considerar que todavía están abiertos cauces de diálogo con el Ministerio de Educación para reformar la LOMCE y conseguir que las inquietudes y reivindicaciones del profesorado de la enseñanza pública y de la concertada tengan reflejo en el articulado de la ley. USO seguirá aportando durante el trámite parlamentario nuevas enmiendas para mejorar todavía el texto de esta ley.

En este sentido, al contrario que los convocantes de la huelga, USO piensa que la educación española sí necesita introducir importantes cambios estructurales y legislativos para mejorar la calidad de nuestro sistema educativo y combatir de otra manera la verdadera lacra de la educación española: sus altísimos índices de fracaso escolar. Para ello, USO considera que debe reformarse la LOE (heredera de la LOGSE), cuyos postulados educativos se ha demostrado sobradamente que ya no son válidos.

USO rechaza la política de recortes educativos que han llevado a cabo tanto el Gobierno de España como la mayoría de los Gobiernos de las Comunidades Autónomas, que están poniendo en serio peligro la viabilidad y calidad de nuestro sistema educativo, además de deteriorar las condiciones laborales de unos trabajadores que están siendo los principales perjudicados de estas políticas educativas y económicas. Estos recortes están afectando por igual a los trabajadores de la pública y a los la concertada y sin embargo, los convocantes realizan un llamamiento partidista e ideológico excluyendo a un número importante de trabajadores afectados por las mismas medidas aplicadas.

FEUSO entiende que los cauces de negociación están abiertos en estos momentos y no participa en huelgas partidistas.