Reunión de FEUSO con el Ministro de Educación, Cultura y Deportes

28092016notinicio.jpgUna representación del Secretariado Federal de la Federación de Enseñanza de USO mantuvo el 27 de septiembre una reunión con Iñigo Méndez de Vigo, Ministro de Educación, Cultura y Deportes en funciones. La reunión se enmarca dentro de la ronda de conversaciones que el Ministro está manteniendo con los agentes sociales de cara a un futuro Pacto de Estado por la Educación, que está impulsando el Ministerio de Educación. Durante la reunión se intercambiaron sugerencias y propuestas educativas con el fin estudiar la situación creada por la implantación de la LOMCE en la ESO y el Bachillerato, y de enriquecer el debate sobre el Pacto de Estado.

Para USO, en las actuales circunstancias, la credibilidad sobre la voluntad real de los partidos políticos y las organizaciones sociales para alcanzar un Pacto educativo, es mínima entre el profesorado. Más allá de las declaraciones de todos, las posturas planteadas son, a día de hoy, inconciliables. Siendo urgente y muy necesario un Pacto para nuestro sistema educativo, su gestión es difícil en un escenario político tan complejo como el que estamos viviendo, donde predomina la defensa de lo propio y la rentabilidad electoral frente al interés general o a los objetivos de Estado a medio o largo plazo, como es el caso de la educación.

FEUSO defendió ante el Ministro la necesidad de dar seguridad al profesorado y a las familias sobre las próximas pruebas de evaluación finales en la ESO y Bachillerato. Sin mostrarnos favorables desde el inicio al diseño actual que impone la LOMCE, entendemos que el mero incumplimiento de la ley es una irresponsabilidad que no nos podemos permitir porque, con seguridad, sus efectos serían más perjudiciales en este momento que una aplicación programada con flexibilidad y en el marco de una colaboración leal de las Administraciones y las organizaciones educativas. El ejemplo del reciente acuerdo de abril entre el Ministerio y la CRUE (Conferencia de Rectores) sobre las características que ha de tener la prueba de evaluación externa de Bachillerato marca el camino a seguir.

Manifestamos igualmente nuestra disconformidad con la discriminación, una vez más, del profesorado de la escuela privada y concertada, que no podrá participar en la aplicación y calificación de las futuras pruebas externas, reservadas exclusivamente para el profesorado funcionario.

Por último, volvimos a defender que la pluralidad de las escuelas garantiza la libertad de los ciudadanos a la hora de elegir centro educativo, con el fin de desarrollar al máximo la complementariedad de los modelos educativos, sin discriminaciones ni monopolios.

La delegación de FEUSO estuvo compuesta por Antonio Amate (Secretario General), Imma Badia (Secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral) y José Carlos Garcés (Secretario de Organización).