Informe PISA 2015: leve mejoría y mucha desigualdad territorial

La OCDE ha publicado los resultados del estudio PISA 2015 que tienen como objetivo evaluar los conocimientos y las competencias del alumnado de 15 años. El estudio evalúa las áreas de Lectura, Matemáticas y Ciencias y, por primera vez, los exámenes se han realizado en ordenador en lugar de papel. Para FEUSO, este estudio confirma la necesidad de tomar más medidas para mejorar la calidad de nuestro sistema educativo. Pero deben aplicarse medidas que contribuyan a que nuestros alumnos alcancen mejores niveles en estas materias tan importantes, aunque mucho nos tememos que el futuro debate sobre el Pacto Educativo margine las medidas específicas profesionales y se escore hacia los asuntos ideológicos más polémicos, que son los que menos incidencia tienen, además, en el nivel de nuestro sistema educativo.

En el estudio PISA 2015 han participado más de medio millón de alumnos de 72 países. En España la muestra se ha hecho a más de 37.000 alumnos de 980 centros. Es la primera vez que todas las Comunidades Autónomas han participado en el estudio con el objetivo de recabar datos que sean comparables a nivel internacional.

Lectura: por encima de la OCDE

Los datos sobre Lectura tienen una puntuación media de 496, lo que supone 3 puntos por encima de la OCDE (493). Es la primera -vez desde que se realiza el estudio- que España se sitúa por encima de la media en Lectura y se coloca al nivel de Suecia, Dinamarca, Francia, Bélgica, Portugal, Reino Unido y Estados Unidos. Además, con esa puntuación supera a países como la Federación Rusa, Suiza, Austria o Italia. Los mejores resultados los obtienen Singapur (535), Canadá (527), Finlandia (526) e Irlanda (521).

Matemáticas: más cerca de la OCDE

En Matemáticas la puntuación media es de 486 puntos, prácticamente a la altura de la OCDE (490). España se sitúa al mismo nivel que la Federación Rusa, Suecia, Francia, Reino Unido, República Checa, Portugal e Italia y supera a países como Estados Unidos o Luxemburgo.

Ciencias: al nivel de la OCDE

En Ciencias se consigue una media de 493 puntos, la misma que la OCDE (493). Los resultados de España son similares a los de Estados Unidos, Francia, Austria  y Suecia. Además, nuestro país supera a países como La Federación Rusa, Italia, Luxemburgo e Islandia.

Desigualdad territorial

Los resultados confirman la tendencia de estudios anteriores: aumenta la brecha entre las Comunidades Autónomas. Mientras que algunas superan de manera holgada la media de la OCDE, otras no consiguen mejorar y se estancan de manera estrepitosa. Mientras que Castilla y León, Navarra, Madrid, Galicia y Aragón mejoran o mantienen su nivel, otras como Extremadura, Baleares, Canarias, Murcia y Andalucía, a pesar de algunas leves mejorías, confirman su peligroso estancamiento.

Para Andreas Shhleicher, Director de Educación de la OCDE y máximo responsable del Informe PISA, “España se ha concentrado en legislar dejando de lado la calidad” (El País, 7-XII-2016). Es decir, que se ha puesto tanto el acento en la aplicación, renovación, debate, discusión, presentación de alternativas, paralizaciones, etc., que no se han tomado las medidas profesionales que necesita nuestro sistema educativo y que reclaman sus docentes.

La valoración que hace FEUSO de estos resultados es, de entrada, positiva, pues España incrementa su nivel, aunque la mejoría es muy leve y se debe, también, al descenso de los resultados a nivel general. Si nuestro sistema educativo se centra a partir de ahora en lo esencial –mejorar el rendimiento de los alumnos en las materias fundamentales-, avanzaremos en la mejora de los resultados.

Sin embargo, mucho nos tememos que el debate sobre el futuro Pacto de Estado por la Educación deje de lado estas cuestiones más profesionales, que son las que afectan de lleno al trabajo diario de los docentes, a quien habría que dar más importancia y voz para que sus opiniones educativas se tuviesen en cuenta en cualquier debate educativo.

Al contrario, volverán a salir a colación los recurrentes y ya caducos temas ideológicos que encienden la opinión pública y que poco tienen que ver con la calidad de la educación de nuestro sistema educativo. Lo vemos venir: otra vez se volverá a hablar de la asignatura de Religión y su profesorado, de los conciertos educativos y de la enseñanza diferenciada, sobre los que muchas organizaciones educativas volverán a repetir los mantras a los que ya nos tienen acostumbrados, como si en estas cuestiones radicase el futuro de la educación española.

Mientras tanto, poco se hablará de lo que de verdad importa: cómo mejorar nuestro sistema educativo para enseñar más y mejor, con los mejores profesionales y en las mejores condiciones, ciencias, matemáticas y lectura.

Informe PISA: Resumen del MEC del estudio de PISA 2015.

Nota de Prensa