28 de Abril, Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo: aumenta la siniestralidad 

Con motivo del 28 de abril, Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, en USO hemos lanzado la campaña “Mismo riesgo, misma prevención”, a través de la que exigimos medidas de protección de la seguridad y salud de los trabajadores y, sobre todo, de aquellos que se encuentran en una situación de vulnerabilidad por el tipo de contrato que tienen (cedidos, de contratas o subcontratas, etc.), ante el aumento de la siniestralidad en los últimos años. Además, periódicamente publicamos en nuestra web artículos específicos sobre la prevención de la Salud Laboral en el sector de la enseñanza.

La USO denuncia que el aumento del trabajo precario y especialmente el auge del empleo temporal, así como el abuso de figuras como la subcontratación están teniendo importantes repercusiones negativas en la salud de los trabajadores. En 2015, el 37% de los accidentes laborales (194.025) le ocurrieron a trabajadores temporales, que supusieron el 25,14% de los contratos. Además, de 2014 a 2016, el número de trabajadores cedidos se ha incrementado en 59.000 más, cuyo índice de incidencia de accidentes laborales ha pasado de 337 a 423 en tan solo dos años.

Si analizamos la Estadística de Accidentes de Trabajo apreciamos que de 2007 a 2013, años marcados por la destrucción de empleo en plena crisis económica, se produjo un descenso del 56% en siniestralidad laboral. Es a partir de 2014, cuando el mercado laboral comienza a crear puestos de trabajo, principalmente precarios y temporales, el momento en que se inicia un aumento significativo de los accidentes laborales pasando de 424.625 accidentes en ese año, a los 458.023 de 2015 y a los 555.722 que se produjeron en 2016.

Desde USO consideramos imprescindible que se abra un debate social acerca de la siniestralidad laboral, ya que da la sensación de que está asumido que enfermes o mueras en el trabajo. Exigimos que todos los agentes involucrados en esta materia se comprometan a trabajar conjuntamente para que el trabajo no nos cueste la salud ni la vida”, defiende Sara García, secretaria de Acción Sindical e Igualdad de USO.

De la misma manera que denunciamos el aumento de la siniestralidad laboral, mostramos de nuevo nuestra preocupación por la infradeclaración de las enfermedades profesionales que, según la OIT, provocan seis veces más muertes que los accidentes laborales y exigimos la reforma del Real Decreto que las regula para que se puedan prevenir y reconocer en su justa medida.

También, desde USO queremos poner el foco en la precarización de la prevención tanto por el importante papel que la legislación otorga a los servicios de prevención ajenos –con escasa presencia de técnicos de prevención en los centros de trabajo-, como por la Ley de Mutuas, que dificulta el reconocimiento de las dolencias derivadas del trabajo y permite las altas prematuras en contingencias profesionales y las propuestas de alta en contingencias comunes. Estas altas pueden conllevar la incorporación temprana de los trabajadores sin estar debidamente recuperados, lo cual puede no solo dificultar su recuperación sino agravar su dolencia y generar más riesgo de accidente al no estar al 100% de sus capacidades.

Además, se están normalizando prácticas como los “reposos preventivos” y la “asignación de segunda ocupación” ante los accidentes laborales. Los reposos preventivos hacen referencia a aquellos en los que al trabajador, ante un accidente de trabajo, no se le permite acudir a la Mutua y es enviado a casa con un permiso, que puede ser incluso retribuido, atentando contra el derecho reconocido en la Ley General de la Seguridad Social a la incapacidad temporal. En cuanto a lo que conocemos como “segunda ocupación”, consiste en que ante un accidente de trabajo que impida al trabajador seguir con sus tareas, se le asigna a éste una ocupación “compatible con su estado”, negándole una vez más su derecho a la recuperación mediante la incapacidad temporal. “Desde USO denunciamos tanto lo irregular de estas prácticas como las consecuencias perniciosas para la salud que conllevan”, destaca Sara García.

 

Propuestas de USO

De la misma manera que denunciamos el aumento de la siniestralidad laboral, mostramos de nuevo nuestra preocupación por la infradeclaración de las enfermedades profesionales que, según la OIT, provocan seis veces más muertes que los accidentes laborales y exigimos la reforma del Real Decreto que las regula para que se puedan prevenir y reconocer en su justa medida.

Propuestas de USO

Ante el aumento de la siniestralidad laboral y la mayor vulnerabilidad de los trabajadores temporales, desde USO hemos efectuado aportaciones dentro del trámite parlamentario de la Proposición de ley de Modificación del Artículo 42.1 del Estatuto de los Trabajadores, para garantizar la igualdad en las condiciones laborales de los trabajadores subcontratados para que las empresas contratistas y subcontratistas garanticen a los trabajadores durante el tiempo que presten sus servicios, las condiciones laborales y de empleo previstas en el convenio colectivo de aplicación en la empresa principal.

Desde USO, con motivo del 28 de abril, continuamos promoviendo el reconocimiento de las enfermedades profesiones; defendiendo la importante labor de consulta, vigilancia y denuncia que desempeñan los delegados de prevención y los comités de Seguridad y Salud, y apostando por la negociación colectiva como instrumento fundamental para la prevención de riesgos laborales porque son parte fundamental de las condiciones de trabajo y, como tales, tienen que ser negociadas en los convenios. Igualmente, exigimos el derecho de nuestro sindicato a participar en la Estrategia Española de PR, así como en la elaboración de programas institucionales de PRL, dado nuestro bagaje en la materia y la importante representatividad que ostentamos.

 

Ver díptico.