Abierto el proceso de escolarización para Primer Ciclo de E.Infantil en Andalucía

 Del 2 al 30 de abril, ambos inclusive, está abierto el Procedimiento Ordinario de Admisión para el Primer Ciclo de Educación Infantil (0-3 años) para el curso 2018-2019 en todos los centros financiados con fondos públicos de Andalucía.

FEUSO-Andalucía anima a todos los padres y madres a que ejerzan sus derechos y a que escolaricen a sus hijos en el centro que deseen para ellos. Para FEUSO, la clave de este proceso es que se respete la libertad de los padres a la hora de elegir el centro educativo, de acuerdo con sus preferencias y convicciones.

FEUSO defiende la libertad y la pluralidad. Para que exista una libertad real, y no solo teórica, pide que todos los centros financiados con fondos públicos puedan ofrecer, en igualdad de condiciones, unos servicios educativos equivalentes y con carácter gratuito. Ningún alumno debe sentirse marginado o discriminado en función del centro que elijan sus padres.

¿Público? ¿Adherido? ¿Privado? La Federación de Enseñanza de USO-Andalucía apuesta por la complementariedad de los modelos educativos. Todos los modelos son iguales y necesarios por tanto, todos favorecen a la libertad, en contra de un modelo único que algunos intentan imponer.

Para FEUSO , el principio rector como organización sindical, el que defendemos en todos los foros de negociación, sin complejos, es el siguiente: “Los padres son los responsables de la educación de sus hijos y, por ello, tienen derecho a elegir tanto la escuela pública, como los centros privados o adheridos.

En el caso de la red de centros sostenidos con fondos públicos (públicos-adheridos-concertados), es esencial la gratuidad real de las enseñanzas desde los 0 a los 18 años, y, además, con la misma calidad en la oferta y en los servicios educativos, teniendo siempre presente el respeto a las convicciones de las familias”.

Para FEUSO-Andalucía la educación es un servicio esencial y de interés social y público. Por ello, los gobiernos tienen el deber de garantizar la efectividad del derecho a la educación facilitando todos los medios necesarios para su ejercicio. Ello implica la dotación de plazas escolares en la red pública y la gratuidad de las mismas en los centros adheridos en función de la demanda social y de las necesidades de escolarización.

Como hemos aprobado recientemente en nuestra Resolución General del último Congreso, “la escuela más adecuada para una sociedad como la nuestra debe ser plural, gratuita y universal, que fomente los valores de la tolerancia y la participación”.

La pluralidad solo es posible si hay diversidad de centros y por tanto de propuestas educativas. En este contexto, el Estado tiene que fomentar un sistema escolar plural en el que convivan con naturalidad los centros públicos y privados, para así conseguir de una manera más eficaz los objetivos de convivencia, participación, libertad y tolerancia.

VERSIÓN IMPRIMIBLE (PDF)