Reunión de la Mesa Negociadora del Convenio de Educación Infantil (18-VI-18)

USO y el resto de los sindicatos de la Mesa Negociadora hemos vuelto a mantener una nueva reunión para proseguir la negociación del XII Convenio Colectivo del sector de Educación Infantil. Como ya os hemos venido informando desde FEUSO a lo largo de la presente negociación, una vez tras otra nos hemos encontrado frente al muro patronal, cuya posición en la negociación se ha limitado a negar todas nuestras propuestas, sin aportar ellos ninguna concreta. Casi un año y medio después de constituirse esta Mesa Negociadora y, tras mucho insistir desde el banco sindical, en esta reunión la patronal ha concretado sus propuestas, que se resumen en los siguientes puntos.

1. En materia salarial, proponen mantener congelados los salarios para los años anteriores a 2018, es decir, sin retroactividad económica; y para los años 2018 y 2019, proponen una subida condicionada a que desde el banco sindical aceptamos el resto de propuestas patronales (puntos ii, iii, iv y v), que se concreta en los siguientes porcentajes de incremento salarial:

– 1% para cada año, para todas las categorías, salvo para el personal que estará incluido dentro del Grupo II -maestro, educador infantil y auxiliar de aula, cuya subida sería de un 0,75% para el maestro, un 1,25% para el educador y para el auxiliar del aula su salario se vincularía al salario mínimo interprofesional-.

– Los incrementos salariales se aplicarían de septiembre a septiembre, por lo que la subida propuesta para el presente 2018 todavía no se aplicaría, sino que empezaría el próximo día 1 de septiembre.

2. En materia de vacaciones y permisos, proponen limitar las vacaciones a un mes, preferiblemente durante los meses estivales, eliminando el concepto vacacional para el resto de los periodos sin actividad -Semana Santa y Navidad-, que pasarían a ser permisos y, por tanto, no recuperables en caso de coincidir con una baja por maternidad/paternidad o con una incapacidad temporal. Además, los diez días adicionales de vacaciones que contempla actualmente el Convenio, se reducirían a siete.

3. En jornada, eliminar las referencias semanales, desregularizando la jornada de forma que sólo exista una limitación anual.

– En relación al complemento por incapacidad temporal, que actualmente el Convenio contempla hasta el 100 por 100 de cada baja durante los primeros tres meses de incapacidad, lo eliminarían para los primeros veinte días, de tal forma que dicho complemento sería a partir del día vigésimo primero. Esto, en la práctica, se traduce en que los trabajadores que estén de baja no cobrarán nada durante los primeros tres días y del cuarto al vigésimo, cobrarían el 60% de la base reguladora, tal y como estipula la Ley General de la Seguridad Social. A cambio, el periodo durante el cual se complemente la baja por IT se retrasa también 20 días, es decir, que en vez de ser tres meses al 100 por 100 desde el primer día, serían tres meses al 100 por 100 desde el día 21 de baja hasta los 3 meses y 20 días de baja.

– En cuanto a las becas de gratuidad, éstas las limitarían al 50% y siempre en proporción a la jornada que realiza el trabajador. En el caso de aulas hasta dos años, dicha beca se limitaría al 15% de los alumnos.

Obviamente, USO y el resto de sindicatos hemos rechazado esta propuesta que consideramos totalmente abusiva, cuyas subidas salariales, después de varios años de congelación salarial, no sólo son exiguas, sino que además están condicionadas a que aceptemos el resto de propuestas patronales, que son inasumibles y cuyo coste económico para los trabajadores supera, con creces, la subida que proponen.

Desde el banco sindical también hemos hecho entrega de una propuesta, desde la responsabilidad con el sector y en la que aplazamos para el futuro muchas de las reivindicaciones que llevábamos en la Plataforma Conjunta.

Dicha propuesta se resume en los siguientes puntos:

– En materia salarial: hacemos una propuesta para cinco años (2016-2020, ambos inclusive), a razón de un 2% para cada año y con la posibilidad de incrementar en un punto cada uno de estos años en función de los indicadores que acordáramos. Mientras, para los años 2016 y 2017, proponemos que no podemos mantener los salarios congelados y sería necesario hacer un incremento con carácter retroactivo para dichos años, que estaría también en torno al 2%.

* Estos porcentajes se incrementarían en un punto para las fundaciones, obras sociales y cajas de ahorro (o las entidades que han sustituido a las cajas de ahorro), y en cinco puntos para los centros de gestión indirecta.

* Para los centros concertados, sus salarios irían vinculados a los incrementos que se pacten en los módulos de concierto de cada año en los Presupuestos Generales del Estado o, autonómicos en su caso.

– En jornada: proponemos adecuar la jornada anual a los días reales de trabajo, teniendo en cuenta las limitaciones semanales que actualmente tenemos por Convenio. Además, también proponemos que un 15% de la jornada que actualmente vienen realizando los trabajadores sea no lectiva, ya que en la práctica del día a día hay una carga importante de trabajo de carácter administrativo y organizativo que hoy en día no está contemplado de ninguna forma.

– En cuanto a clasificación profesional, hemos manifestado nuestra voluntad de mantener los acuerdos parciales que hemos alcanzado hasta ahora en la negociación en relación al nuevo sistema de clasificación por grupos y con las nuevas definiciones que hemos acordado para algunos puestos de trabajo.

– Por último, en materia de permisos y, en adaptación a las recientes sentencias del Tribunal Supremo en la materia, especificar que se disfrutarán en días laborales, con independencia del día en el que acaece el hecho causante. Además, la inclusión de tres días por asuntos propios (para poder acometer gestiones de obligado cumplimiento y que no pueden acometerse fuera del horario laboral) y también proponemos un nuevo permiso que cubra las visitas a médicos especialistas y a la realización de pruebas-diagnóstico, así como para acompañar a familiares de primer grado para estos mismos hechos y para ingresos en urgencias. Estos permisos y el resto de los contemplados en el Convenio se haría extensibles a las parejas de hecho.

Tras un receso solicitado por ambas partes para estudiar las propuestas realizadas por ambos bancos y, ante la distancia en los planteamientos, nos hemos emplazado para seguir la negociación para el próximo 4 de julio.

Desde USO tenemos claro que la patronal tiene que flexibilizar sus posiciones, ya que no puede condicionar los incrementos salariales a que los sindicatos aceptemos el resto de sus propuestas, las cuales, dicho sea de paso, son un claro retroceso en materias sociales y económicas para los trabajadores. Esta posición patronal, en nuestra opinión, bloquea la negociación e impide avanzar en la misma, con el consiguiente perjuicio para los trabajadores y el sector en su conjunto.