USO informa sobre el último Pleno del Consejo Escolar de Andalucía del curso 17/18

En el día de ayer, 19 de julio, se celebró el último Pleno del curso 2017/18 del Consejo Escolar de Andalucía, del que USO forma parte y al que asistió –en su representación- la Secretaría de Organización, Silvia Mancera.

Lo más relevante del mismo, fue la aprobación del “Proyecto de Decreto por el que se establece la Ordenación y el Currículo de las Enseñanzas de Idiomas de Régimen Especial en la Comunidad Autónoma de Andalucía” Además, se presentó a pleno y fue aprobado también  “El Informe sobre la situación de la Coeducación y la Prevención de la Violencia de Género en los centros educativos de Andalucía 2015-2017”

Desde USO, expresamos nuestra satisfacción por la incorporación al dictamen del  fondo de las enmiendas presentadas por nuestra organización. Resumimos, a continuación, el contenido íntegro de las mimas:

En el artículo 18. Investigación, experimentación e innovación educativas. Se dice que ” la Consejería competente en materia de educación impulsará […………], así como la colaboración con las Universidades andaluzas y […………]”

Desde un punto de vista teórico, lo que dice el texto es lógico y deseable, sin embargo, desde FEUSO-ANDALUCÍA, lamentamos que se contradice con la realidad y practica de esa Consejería de Educación, ya que hasta ahora no reconoce ningún título de escuela o instituto de idiomas de ninguna universidad andaluza o del estado español, a efectos de certificación de los diferentes niveles de las Enseñanzas de Idiomas. ¿No resulta contradictorio que unas universidades que según esa Consejería, no alcanzan dichos niveles sean las que colaboren con la formación del profesorado de las EOI andaluzas, que son los que habrán de impartir y evaluar y certificar el aprendizaje de idiomas?

Por parte de FEUSO-ANDALUCÍA, consideramos que para dar cumplimiento al artículo 18 de este proyecto, la Consejería de Educación, ha de hacer primero un esfuerzo de colaboración y entendimiento, con las distintas universidades andaluzas y españolas, que lleve al reconocimiento y certificación de sus cursos de idiomas. Reconocimiento que hasta ahora, esa Consejería está otorgando mayoritariamente a entidades extranjeras privadas, que no dudamos lo merecerán, pero ¿ninguna universidad andaluza o del resto del estado lo merece?

Disposición adicional primera. Cursos de actualización, perfeccionamiento y especialización. En este punto se dice, entre otros, que las escuelas oficiales de idiomas podrán impartir cursos para la actualización, perfeccionamiento y especialización de competencias en idiomas dirigidos al profesorado…..

A este respecto y relacionado también con lo expuesto en el apartado anterior, FEUSO-ANDALUCÍA, ha de decir que valoramos el esfuerzo hecho en estos años de ampliación del número de centros de las EOI en nuestra Comunidad Auntónoma y que también se oferte la modalidad semipresencial, lo que amplia la posibilidad de participación del profesorado de los centros públicos, privados y concertados; pero que, sin embargo, esta oferta sigue siendo escasa y limitada y no consigue la pretendida equidad, especialmente en la formación permanente de este profesorado, ya que entre acceder a una EOI o no, hay una diferencia enorme en la cuantía económica que un profesor debe pagar por su formación, diferencia que se agrava cuanto menor es su salario, como ocurre con el profesorado de la enseñanza concertada y, aún más, de la enseñanza privada, lo que consideramos supone una grave discriminación a ciudadanos andaluces que contribuyen con sus impuestos a la financiación de la educación y la formación permanente de Andalucía.

Por último, desde USO recordamos que las decisiones del Consejo Escolar no son vinculantes pero es justo reconocer y por ello lo destacamos, las innumerables ocasiones en las que sus dictámenes provocan una nueva reflexión de la Consejería de Educación y por tanto, su poder de modificación y mejora de los documentos. USO espera, que esta sea una se esas ocasiones que provoquen la reflexión e incorporación de nuestras pretensiones.