Reunión de la Mesa Negociadora del XII Convenio de Centros de Educación Infantil (3-XII-2018)

En la nueva reunión de la Mesa Negociadora del XII Convenio de Centros de Educación Infantil, celebrada el 3 de diciembre tras varios meses sin negociación a pesar de la insistencia de USO y el resto de los sindicatos en retomar las mismas, nos hemos encontrado con una nueva vuelta al punto de partida y ya van unas cuantas en esta negociación. A saber: la patronal insiste en sus posicionamientos sobre complemento de IT, jornada, salarios… y rehúsa conceder a los sindicatos ninguna de sus reivindicaciones.

A esto se le suma un supuesto “nuevo impulso negociador” por parte patronal que, si bien en la teoría sonaba satisfactorio, en la práctica parece una tomadura de pelo. Nos referimos a la intención que el banco patronal expresó en esta última reunión, por boca de su presidencia, en la que se nos trasladó a los sindicatos un nuevo escenario negociador en aras a alcanzar un acuerdo lo más temprano posible.

Este nuevo escenario pasaba por aplazar las reivindicaciones de cada una de las partes para Convenios futuros, ya que parece claro que, en este, ante la coyuntura social, económica y política, parece difícil que se vayan a lograr, de tal forma que centráramos la negociación en una actualización de tablas salariales y una adaptación técnica del Convenio a los últimos cambios legislativos.

Desde USO consideramos que no es la mejor solución, pero sí la menos mala. Seguimos creyendo necesario llevar a cabo ciertos cambios en el Convenio que permitan mejorar las condiciones socio-económicas de los trabajadores; pero, por otra parte, ante las dificultades que está entrañando esta negociación, no veríamos con malos ojos actualizar unos salarios que llevan varios años congelados, así como aquellos aspectos legales que han quedado obsoletos, posponiendo para el futuro el resto de cuestiones.

Sin embargo, cuál fue nuestra sorpresa cuando desde el banco patronal, una vez sentada la anterior posición, se desmarcan diciendo que quieren cambiar el complemento por Incapacidad Temporal (a unos salarios ya de por sí bajos), desregularizar la jornada de trabajo teniendo únicamente como referente el límite de jornada anual o establecer una subida salarial que no sea igual para todos, sino que en función de la categoría se suba un porcentaje u otro. En otras palabras, que si sube mucho el SMI, las categorías que perciben salarios superiores apenas verán incrementados los mismos para compensar la subida del SMI.

Ante este nuevo giro patronal, desde USO manifestamos nuestra insatisfacción y descontento, ya que consideramos que únicamente contribuye a alargar más una negociación que ya de por sí está siendo muy larga, con el consiguiente perjuicio para los trabajadores. Además, mientras estos trabajadores ven como la patronal cambia una y otra vez de criterio negociador, ellos, los profesionales que con su trabajo sacan adelante las escuelas infantiles, comprueban todos los días como sus salarios siguen congelados, sus condiciones laborales se mantienen en precario y atisban un futuro incierto en el que no se visualiza una salida clara.

El próximo 19 de diciembre tendremos una nueva reunión de la Mesa Negociadora. Esperamos que la patronal recapacite sobre sus planteamientos y se avenga a llevar la negoción en unos términos que permitan alcanzar un pronto acuerdo, bien mediante un Convenio de transición con adaptación legal y

actualización salarial, bien mediante una negociación basada en acuerdos, es decir, donde ambas partes aceptan parte de las reivindicaciones de la otra y no, como han pretendido hasta ahora, y así lo expusieron en la última reunión, una negociación en la que ellos no renuncian a sus propuestas, pero pretenden que nosotros sí renunciemos a las nuestras.