Declaración de FEUSO ante las elecciones generales del 28 de abril

De manera complementaria a la Declaración efectuada por la Comisión Ejecutiva de USO ante las elecciones generales convocadas para el próximo 28 de abril, el Secretariado Federal de la Federación de Enseñanza de USO (FEUSO), organización sindical Independiente, Autónoma, Democrática, Solidaria y Pluralista, invita también a las diferentes opciones políticas que concurren en estas elecciones a hacer suyas nuestras reivindicaciones y propuestas en materia de educación, que concretamos en los siguientes puntos prioritarios:

 

Para USO, la educación es un derecho fundamental de las personas y de las familias. Es, por tanto, un servicio esencial y de interés general. La educación debe ser una prioridad de todas las Administraciones públicas, lo que debe traducirse en una correcta financiación presupuestaria, puesto que la inversión en educación es esencial para garantizar un futuro mejor a nuestra sociedad.

Concluir los trabajos de la Comisión que dispone la Disposición Adicional 29 de la LOE para obtener un mejor cálculo del coste del puesto escolar y dar cumplimiento a lo dispuesto. Este cálculo es necesario para adaptar los módulos de conciertos a los costes reales de la enseñanza. 

La equidad y la igualdad son un objetivo irrenunciable en cualquier sistema educativo moderno. Las Administraciones tienen que garantizar los medios materiales y humanos necesarios a todos los centros sostenidos con fondos públicos para una correcta atención a la diversidad.

Determinar las plantillas necesarias para afrontar la atención a la diversidad en todos los centros sostenidos con fondos públicos con criterios equivalentes y que aseguren la misma equidad y calidad en el servicio educativo.

 La Federación de Enseñanza de USO pide, como figura en nuestros Estatutos y Resoluciones aprobados en el último Congreso celebrado en Salamanca en 2016, que se garantice la libre elección de centro por todos los ciudadanos de acuerdo a sus convicciones y preferencias. Y esa elección de los padres y madres debe hacerse en igualdad de condiciones en todos los centros sostenidos con fondos públicos.

Aprobar un nuevo Reglamento de Conciertos como norma básica que garantice la elección de centro en función de la demanda social y que facilite el acceso y la renovación del concierto educativo.

Respetar la voluntad de las familias para matricular a sus hijos en los centros de Educación Especial.

Frente a quienes defienden solamente la escuela pública o solamente la escuela privada y concertada, para USO son los ciudadanos los que deben tener la capacidad de elegir el centro educativo que deseen, sin penalizar económicamente a las familias por escoger un modelo u otro. USO defiende la complementariedad de las redes educativas pública y concertada, la homologación salarial y laboral de todos los trabajadores de la enseñanza y la inclusión del Personal de Administración y Servicios (PAS) en el Pago Delegado de los centros sostenidos con fondos públicos.

Aprobar un plan que permita escalar, en un periodo de tiempo razonable, la homologación salarial y laboral definitiva del profesorado que presta servicio en los centros concertados contemplando también la carrera de perfeccionamiento docente de la escuela pública (sexenios).

Incorporación gradual de la enseñanza concertada a las medidas de reducción de la jornada docente establecidas para la enseñanza pública en la Ley 4/2019 de 7 de marzo.

Incorporar al PAS en el Pago Delegado.

Pedimos la gratuidad real y total de las enseñanzas de 0 a 18 años en todos los centros públicos y concertados. Se debe atender de manera prioritaria la demanda social, eliminando la zonificación y facilitando la financiación de los servicios escolares (comedor, transporte escolar…) de todo el alumnado.

Es prioritario para desarrollar el derecho a la libertad de enseñanza de todos extender el concierto general al Bachillerato y establecer medidas para hacer efectiva la gratuidad del ciclo 0 a 3 años en todos los centros públicos y privados.

Para la Federación de Enseñanza de USO, en cumplimiento del mandato constitucional, las familias pueden elegir en la escuela la asignatura de Religión para sus hijos en pie de igualdad con las demás materias del currículo.

La asignatura de Religión en los centros públicos tiene que prestarse con un crédito horario mínimo suficiente como cualquier otra asignatura.

El profesorado de Religión tiene que incorporarse plenamente a las plantillas de los centros en su calidad de personal laboral docente.